Blogia
Rothfugio

Los pelos como escarpias

Los pelos como escarpias

[Esta entrada corresponde al 20 de julio de 2009]

Leo con asombro las noticias en la página web de un conocido diario de nuestro país, cuando uno de los titulares reza: "Detenidos siete menores por violar a una niña de 12 años en Huelva". Tras leer la noticia con un indeterminado sentimiento de vergüenza y rabia, dado que los hechos se produjeron, para más inri, sobre una niña con deficiencia psíquica, me pregunto en qué clase de mundo vivimos. Antes de encontrar una respuesta a mi propia pregunta, sigo un enlace al final de la noticia que me lleva a otra similar: "Detenidos seis jóvenes en Baena por violar a una niña de 13 años". No salgo de mi estupefacción; en tan sólo unos pocos días dos hechos similares se producen en nuestra geografía, y lo peor del caso es que no se trata de un individuo con determinada tara mental que lo conduce a provocar tales daños, no; mucho peor resulta ser el hecho de que un grupo de menores de edad es el responsable de tamaña agresión.

Me pregunto qué clase de educación o mentalidad tienen estos personajes (quisiera llamarlos niños, pero perdieron toda inocencia con sus actos) que les lleva a actuar de tal manera. Me pregunto qué esperan conseguir y cuál es el motivo que les lleva a ello... Mientras sigo sin encontrar respuestas a mis propios interrogantes (será que me gusta conversar conmmigo mismo) continúo leyendo la segunda noticia para intentar comprender algo de lo ocurrido. De pronto, una lucecita igual de roja que las anteriores se enciende en mi mente; vuelvo a leer de nuevo el párrafo anterior, y confirmo la idea captada: "(...) El padre de la menor relata que todo comenzó cuando ésta se encontraba en la piscina. Un conocido suyo, con el que, al parecer, había tenido una relación, la llamó y le pidió que saliera. La cría accedió y fuera del recinto descubrió que le esperaba un grupo de chavales. Su amigo le mostró imágenes grabadas en un móvil en las que aparecía ella manteniendo relaciones sexuales con él. Chantajeándole con la amenaza de que mostrarían esas escenas a sus familiares, la obligaron a ser violada por cada uno de ellos tanto en los alrededores de la piscina, como en los vestuarios de ésta (...)". Acto seguido entro en bucle con mi mismidad; dejemos a un lado (sólo por el momento, sin ninguna intención de restar importancia, válgame) el hecho de que hablamos de una violación, y el hecho de que fue en grupo, y el hecho de que todos ellos fueran menores de edad... el asunto al que me refiero con esta línea que aquí empieza es precisamente que la niña ya había mantenido relaciones sexuales, voluntariamente, con anterioridad. ¿En qué clase de mundo vivimos, en el que una niña (NIÑA, señores, no mujer) de 13 años, es suficientemente madura, adulta y responsable para mantener relaciones sexuales? ¿En qué clase de sociedad civilizada se estila, se permite, se hace la vista gorda al hecho de que relaciones sexuales con 13 años, si son consentidas, son correctas? ¿Acaso no pone nadie el grito en el cielo pensando que tal vez (y digo tal vez, que en estos días que corren a cualquiera lo tachan de dogmático y fascista por menos de una opinión) una preadolescente no tiene en su cabeza lo que necesita para mantener relaciones sexuales de manera adulta y responsable? Porque, señores, no nos engañemos, el sexo es divertido (si me lo dirán a mí), pero no es cosa de risa, y mucho menos un juego de niños.

Y tras expuestos los hechos, vienen ahora las consecuencias legales. Resulta inconcebible (al menos para mí, que empiezo a pensar que soy un bicho raro porque ya hace mucho que no me creo eso del "todo vale") pensar que los responsables de tan despreciables acontecimientos apenas van a cumplir un castigo penal. Aquéllos que no llegan a la mayoría de edad apenas son conducidos a un centro tutelar. De la noticia se desprende la información de fuentes judiciales: "(...) Los chavales no parecían ser conscientes de la gravedad de los hechos (...)", lo cual resulta espeluznante ya que, si ni tan siquiera comprenden el significado de sus actos, ¿cómo va a encontrarse una manera de que expíen sus pecados? ¿Cómo podrán librarse de su culpa, si es que son conscientes de ella? Y otra de las muchas cosas que clama al cielo, por supuesto, es que los menores de 14 años, por ley, no pueden ser imputados de modo alguno, repito, porque así lo dice la ley. ¡Qué chollo ser menor en este país, quién fuera Peter Pan...! Definitivamente, el sentido común es el menos común de nuestros sentidos, y me temo que esta nuestra piel de toro (ejem...) cada vez apesta más a irracionalidad, se mire por donde se mire. 

Sigo sin poder cerrar los ojos del asombro que me causan ambas noticias, tanto por los hechos en sí como por las circunstancias que los acompañan; menores violando en grupo a sendas menores, una con deficiencia psíquica y otra "ya experimentada" (ojo, que no pretendo culpar a la criatura de lo que sufrió, líbreme el lector de malas interpretaciones, pues no deja de ser una víctima). De verdad que me cuesta entender lo que sucede en nuestro país, y a veces me pregunto, con los pelos como escarpias, en qué clase de mundo crecen los niños de hoy en día... Llámenme retrógrado, conservador, reprimido... No me importa (me siento bien alejado de cualquiera de esos calificativos), tengo muy claro qué clase de educación deberían recibir los niños y las niñas de hoy en día. Si no están de acuerdo conmigo, igual si piensan en que su hija puede ser la protagonista de esta historia entonces cambian de opinión... ¿no les parece?

Lo que decía, como escarpias...

[El enlace a la noticia, de momento, en: http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Detenidos/jovenes/Baena/violar/nina/anos/elpepiespand/20090717elpand_7/Tes]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres