Blogia
Rothfugio

Cuesta

Cuesta

Sí, sigue costando... No se atenúa la sensación de imposibilidad, el sentimiento de pérdida, la incredulidad de algo que esperas que no ocurra. Siento todavía el no deseo de  lo ocurrido y continúa doliendo ese pinchazo en el corazón por no haber tenido una solución. La impotencia, la irreal culpabilidad pero real responsabilidad se apostaron en un rincón y mantienen su pie fijo en el suelo, sin que haya nada capaz de moverlas, de echarlas de ahí para siempre. Es difícil cuando sigue sin haber nada (ni lo habrá) que pueda solucionar esta situación. Cada día se me hace más difícil y más cuesta arriba, y más duro seguir luchando contra ello.
 
Imágenes, sueños, recuerdos, sentimientos y sensaciones que golpean el interior de mi cabeza y mi pecho sin darme ni un segundo de descanso. Quiero, necesito que cese ya, pero no cesará. Sólo me queda aprender a llevarlo, pero no puedo, es tan difícil...
 
Se extraña, se echa de menos cada día, a cada segundo...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres