Blogia
Rothfugio

Cansado... (de) lo de siempre

Cansado... (de) lo de siempre

[Esta entrada corresponde al día 4 de julio]

Arghh... esa sensación de nuevo... esa sensación otra vez que martillea poco a poco la corteza cerebral hasta hundirse en el mismo centro neural de las emociones. De nuevo vuelvo a sentir que me canso de todo cuanto veo y cuanto ocurre a mi alrededor. Me canso de las actitudes de los demás, de las justificaciones y las excusas, de las protestas, de las huidizas correrías entre callejones oscuros y poco transitados, me canso de la cobardía que otros me achacan, del no atrevimiento del que me acusan (justificada pero erróneamente) otras bocas y otras manos.
 
Esa sensación de no saber o no querer pensar en nada más que en la mala cara de la moneda, la que nunca se muestra a favor. Esa cara que siempre es el resultado de un lanzamiento no azaroso, porque hay vientos de cambio que influyen en su giro aparentemente errático, que no depende de la fuerza con la que la arrojas al aire, sino del peso de cada una de las caras, del efecto, de la superficie de choque, del giro emocional que toman las circunstancias y que hacen, a los ojos, que todo sea, si no distinto, sí inesperado.
 
Me canso de escuchar siempre la misma historia, la misma música, por más que cambie de disco, por más que cambie de estilo, las letras son distintas, los artistas también, pero el tema es siempre el mismo, el idioma no importa, porque todos hablan de lo mismo, y me canso de quejarme siempre de las mismas cosas, sin poder hacer nada al respecto, sin poder encontrar una solución a esa sensación que martillea, como dije antes, hasta el fondo del sistema emocional que nos gobierna y que rige nuestras propias voluntades. Algo que la fisiología aún no comprende pero... ¿a quién le importa ahora la razón?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres